Etiquetas

, , ,

O sí. No son dulces o sí lo son. No son más tranquilas o pueden serlo. No serán madres o sí lo serán. No buscan un príncipe azul o, a lo mejor, sí. Son y serán lo que quieran ser.

Kate T. Parker. Niña jugadora de fútbol

Siendo honestos, nuestra sociedad es muy discriminatoria, en lo que a sexos se refiere, en todas las etapas de la vida: mucha de la ropa de bebé es rosa o azul, el sexismo en los juguetes es evidente, hay carreras universitarias que son marcadamente masculinas, la progresión laboral está muy marcada por tu sexo como comenté hace algún tiempo en el post a raíz del día de la mujer,… Todo esto en los países del norte, claro. Si nos vamos a los países del sur ya ni hablamos.

No pretendo que eliminemos el rosa de la ropa de las niñas si a ellas les gusta, ni que les regalemos planchas y fregonas a los niños. Pero hay otras alternativas. Cada vez hay más.

Niñas que quieren ser ingenieras no princesas: Goldieblox, una empresa que se dedica a crear juguetes para niñas de 4 a 9 años en los que construir todo tipo de objetos y mecanismos de ingeniería.

No soy bonita, soy fuerte: Kate T. Parker, fotógrafa de profesión, realiza con sus hijas una serie de fotografías que reivindican que no quieren que el comentario sea ¡qué guapa! Sino que sea ¡qué fuerte!¡ Qué intensa!. [Las fotos en blanco y negro son de ella]

strongisthenewpretty03

Libros donde la princesa no busca un príncipe: Una feliz catástrofe [ed.Kalandraka] donde quién les salva de las catástrofe es la mamá o Kika Superbruja [ed.Bruño] toda una serie de libros cuya protagonista vive mil aventuras. No os perdáis este artículo que va sobre este tema y propone muchos títulos más.

Películas más allá de las princesas: Hasta Disney es consciente que hay otros modelos a las que las niñas les gustaría parecerse y nos presenta películas como Big Hero 6 o Los increíbles  donde las mujeres tienen un papel importante y ya no tienen cuerpos imposibles. O Dreamsworks que nos regaló hace un tiempo Los Croods, película de la que soy fan incondiconal, donde gracias a la valentía de la hija ven más allá de los límites marcados.

bighero6 LosIncreiblesLosCroods

Creo que tenemos una oportunidad única de no perpetuar en nuestros hijos cualquier tipo de  estereotipos. Y para eso no es necesario que sea verbalmente si no que lo vivan en su día a día: poder leer libros donde las chicas sean las heroínas, participar en equipos deportivos mixtos, permitir que los niños se pinten las uñas o los labios,… En definitiva: permitirles tanto a las niñas como a los niños tener la mente abierta, permitirles ser iguales. Para que cualquier estereotipo les suene igual que los Reales a nosotros o las Pesetas a ellos.

Tenemos que ser y vivir una vida consciente. Si somos conscientes que las cosas que hacemos, decimos, compramos,… no son sólo hechos, palabras u objetos, si no que pueden tener consecuencias; podemos ayudar a que otro mundo sea posible.  Estará más cerca el que cualquier niño pueda elegir su propio color dentro del arco iris.

Un placer. Como siempre.

Anuncios