Etiquetas

,

Tengo un amigo que pronto va a ser papá. Está como un flan. Su vida pronto se parecerá a la mía: andará entre pañales, biberones, luego llegará la guarde y el cole con sus disfraces, libros, más tarde… qué se yo, lo normal por lo que todos pasaremos.

Pero es que este amigo no empezó esta fase de su vida como yo. Yo me lié la manta a la cabeza; él, supongo, se liaría la manta, el albornoz y todo lo que pilló a mano. Él y su pareja decidieron tener un bebé y optaron por la opción del “embarazo subrogado”. Yo no sé muy bien lo difícil o fácil que es eso, ni cómo llegaron a esa opción, ni exactamente lo que significa. Lo que sí sé es cómo se vive eso desde los ojos de mi amigo.

Il2dads

Está como todos, aunque realmente no, está mucho más emocionado que el resto. Ya lo tienen todo: Cuna, bañera, ropa,… No sólo ellos están encantados, sino también las abuelas y todos los que estamos cerca de una u otra manera. No necesitan nada. Sólo que llegue el bichejo a ocupar el lugar que le tienen preparado y a llenar de sonidos todo el espacio a su alrededor.

A cada poco reciben un informe médico de cómo está el bebé y la madre. Si va bien, perfecto, pero cualquier cosa de esas que pasan en el embarazo (parece que no coge mucho peso, un leve sangrado,…) ¿Te las imaginas vivirlas a miles de kilómetros de distancia? Supongo que ha sido muy duro, muy difícil. Que te asaltarán miles de dudas. Pero también estoy segura que ha sido de lo más ilusionante que ha vivido en su vida.

Ahora están los dos allí, para estar en la última eco antes del parto. Él estará allí un mes con su bebé, su pareja estará creo que uno o dos meses más (cosas de las leyes, ya que su pareja es el padre biológico). Eso va a ser un poco durillo también, aunque gracias a que hoy tenemos la tecnología que tenemos será más llevadero.

Queda mucho camino, ya os lo comentaba en Orgullosa, pero poco a poco este será realmente una alternativa más que aparezca en los mapas. No más resaltado o menos que el resto. Simplemente un camino más.

Felicidades papás! Estáis a un pasito. Luego vendrá una vida llena de cotidianidades maravillosas.

Un placer. Como siempre.

Anuncios