Etiquetas

Pues sí, hace demasiado tiempo que no cuento nada. Pena me daría que me pasara lo mismo que otro blog que seguía del que un día dejó de haber entradas. Tengo el firme propósito de que eso no pase con este, a ver si lo consigo y no pasa como con los propósitos de año nuevo.

Ando muy liada, pensaréis: “claro, la pobre tiene sus tres condicionantes que le quitan mucho tiempo”. Pues sí, en parte sí, pero hay otra parte en la que me lio con otras cosas y como mucho tiempo no tengo, pues hay cosas que tengo que dejar esperando.

brain_woman

Han pasado muchas cosas este mes y todas ellas me gustaría contároslas pero es cierto que cuando te pasan las cosas, las piensas, es el momento bueno para compartirlas con el resto. Es el momento donde esas cosas tienen el calor y la intensidad con la que las sientes. Contrapunto siempre me dice que debo ser más reflexiva pero sabéis qué, no tengo tiempo para serlo. Sé que no es una virtud, pero tampoco es tan malo no os parece?

Os contaré una de las cosas que he hecho en este tiempo de la que me siento especialmente orgullosa: Por fin se pudo abrir el colegio con una escuela urbana promovida por la AMPA en estos días de Semana Santa. El cole de mis niños es un Colegio Público de la Comunidad de Madrid, lo digo porque estoy segura que para muchos de vosotros esto de una Escuela Urbana en el cole es lo más normal del mundo. Aquí no. Bueno, exactamente, aquí en Madrid, en los colegios públicos no lo es (es más habitual en los colegios concertados/privados).

Soy de la que piensa que los espacios públicos hay que recuperarlos, hay que utilizarlos y tienen que ser para todos. Soy de las que lamenta que mi cole tenga unos estrictos y escasísimos 10 minutos para recoger o dejar a los niños antes de que la puerta se cierre. Soy de las que lamenta que mis hijos no puedan jugar a lo que quieran con sus amigos en el patio del cole. Soy de esas de las que no entiende nada.

No es que sea un paso enorme hacer una escuela urbana, lo sé. Es un paso muy pequeño. Pero es un paso. Los niños siguen teniendo que estar con un juego guiado, pero al menos están juntos en el cole jugando.

logo

¿Y porqué esto no se hacía antes? ¿No nos dejaban? Pues realmente no lo sé. No sé qué vino antes si la gallina o el huevo. Desconocimiento, hastío de tanta negativa, dejadez, falta de creer que sí se puede, que sí interesa,… No lo sé. Lo que sé es que por primera vez la Junta de Distrito convocó a una reunión a las AMPAS y les explicó qué cosas podían hacer para ayudarnos y qué cosas no. Desde ahí han nacido y están naciendo un sinfín de buenas iniciativas, de participación de los vecinos en el barrio. Esto puede sonar a arenga, pero no lo es. Cosas como pensar en hacer un carnaval que recorra el barrio, unas olimpiadas entre colegios, la participación también de los coles y sus alumnos en las cosas del barrio,… En definitiva: cosas que hacen barrio, cosas que hacen tribu.

Un placer. Como siempre.

Anuncios