Etiquetas

, ,

La Navidad cuando eras pequeña llegaba cuando te daban vacaciones en el cole, un poco más mayor cuando era la Lotería, cuando eres madre podríamos decir que llega cuando empiezas a prepararles los disfraces y hacen la carta a los Reyes Magos (y todo lo que ello nos acarrea)  pero no, eso no es Navidad, eso es pre-Navidad. Cuando eres madre llega en el momento en el que tus hijos tienen las actuaciones en el cole, especialmente cuando los niños son pequeños.

naces, creces y te reproduces

Estas fiestas a mi me encantan. Es verdad que no tienen el encanto de antes en el sentido de que cada vez las empezamos antes, tienes tantas cenas que no das abasto, quieres ir pero hay que encajar a los niños y tampoco te apetece estar todo el mes desaparecida en tu casa o recuperándote de las copas de más, también se le unen los cumpleaños de unos y otros porque, claro, la familia crece y con ella los cumpleaños a los que asistir,… en fin! Que en mi caso este periodo empieza el 16 de Noviembre y acaba el 4 de Febrero… largo, no?

A lo que iba hoy, las actuaciones del cole. Yo soy como la de la foto del principio, sólo que empiezo a llorar desde que salen los primeros aunque mis hijos no salgan en ese grupo. Un cromo. Y es que me encanta, cómo lo cantan, cómo se mueven, cómo lo viven y también como no lo cantan, no lo bailan y no lo viven alguno de ellos. Me pongo en su piel, en la piel de sus padres, en las letras de lo que cantan,… no lo puedo evitar. Soy de las que se embarga de espíritu navideño con esas cosas.

No sé si habéis visto el anuncio de Danone de este año. Yo sí. Ahí arriba os lo dejo para los que no lo habéis podido ver. Contrapunto no llegó a la actuación del Moreno. Pobrecito. Pobrecitos los dos. En casa decía: vino el abuelo A, la abuela R, el abuelo M, la abuela Ch, Mamá,… pero no vino Papá. Estoy muy contento con que vinieran los abuelos pero los papás son los más importantes y papá no vino. Pobrecillo. Se me saltan las lágrimas sólo escribiéndolo.

Y es que en esto también habría que pensar. Sé que “sólo es un día”, que es “un ratito”,… pero es verdad que es sólo un día y sólo es un ratito si sólo tienes un hijo, también es verdad que algunas empresas son flexibles en estas fechas, pero también es verdad que todos los clientes quieren cerrar sus temas antes de la navidad y también es verdad que se hace muy difícil ir y más difícil todavía no ir o no llegar a tiempo. Deberíamos cerrar dos fechas fijas de actuaciones y que ese día los padres con niños no fueran a trabajar, ¿no os parece? Cualquier cosa para no ver en esas caritas ninguna nube de decepción, alguna cosa dentro de eso que llaman conciliación.

Comparto el deseo de Danone: Disfrutad de la navidad como cuando eráis niños.

Un placer. Como siempre.

Anuncios