Etiquetas

, ,

Hoy va de recomendaciones culinarias en Madrid. Dos sitios que se me hace la boca agua sólo de pensar en ellos: Cosme y La Chusquery. 

Cosme

Cómo conocí el primero tiene trampa, por que el cocinero es un primo de Contrapunto y en una de las comidas familiares fuimos allí y… aluciné! Aluciné porque el buen primo tiene una máxima que es que él no cocina fuera de sus fogones y como es del tipo “Chicote” en lo fanfarrón (dicho con todo el cariño del mundo) nunca pensé que era tan bueno en lo que hace. El sitio está en Duque de Sesto y era un sitio de estos clásicos del barrio Salamanca pero que se habían quedado en el ayer. Hace ya un par de años al menos, lo remodelaron, entró el buen primo y aquello cambió por completo. La carta es guay y el menú de medio día es de los imperdibles de la zona. Es un poco más caro que los habituales [13€] pero si quieres comer bien bien, no lo dudes. Una recomendación: la tarta de queso (volverás sólo por volverla a tomar)

La chusquery

Cómo conocí La Chusquery fue mucho más casualidad. En una de las bodas que os conté hubo la consabida despedida de la novia. Como invitadas estábamos mi SuperCuñada y yo. El plan era Cocinar, Cenar y Copas. Ya que ese día tenía que contar sí o sí con los favores de Contrapunto, decidí que podíamos extenderlo o más bien adelantarlo. ¿Qué mejor plan que irme desde la hora de la comida con SuperCuñada, comer juntas, hablar de todo lo que no nos da tiempo nunca, tomarnos una copilla y ya llegar entonadas a la despedida? Ya sabéis que Contrapunto es un majo y que nunca me pone problemas a nada. Planteado y aceptado.

Como siempre voy como una moto, le dije a SuperCuñada que buscara sitios a los que ir. Me mandó unos cuantos, los miré por internet y es que… no me llamaban nada la atención. Sí, una que es muy suya, pero para una vez que tengo un super plan y con lo que a mi me gusta comer bien… SuperCuñada es como Contrapunto, una maja que nunca nunca pone problemas a nada. Busqué por internet y encontré este sitio que todo el mundo ponía por las nubes y en el que leer la carta es un auténtico problema porque dices “lo quiero probar todo”.

Cosas buenas rebuenas que tiene este sitio son que tiene medias raciones, que los precios son razonables, que está en la plaza de la cebada y que la comida está de llorar. Es de los que no te puedes perder. Para ir con amigos, con la pareja, con quien quieras, sola! Una recomendación:  El tataki de pez mantequilla y el foie fresco.

Ahí os dejo. Con la boca hecha agua.

Un placer. Como siempre.

Anuncios