Etiquetas

,

Hace ya bastante tiempo se puso de moda ir a una casa rural el fin de semana, por aquello de dejar la urbe y acercarse al campo, de estar con amigos,… Al principio las casas rurales eran de verdad rurales, ahora no pero no por eso dejan de ofrecernos una alternativa para el fin de semana.

casa rural dibujo

Cuando empezamos a ir de casas rurales éramos jóvenes y sin niños. Nunca fuimos de desfasar pero sí en la compra había más alcohol que comida. Nos dormíamos tarde y nos levantábamos más tarde aún. Era una excusa perfecta para estar con los amigos en un entorno diferente.

Ahora la excusa es la misma: estar con los amigos, la diferencia es que ahora es justo ese fin de semana el que estás con los amigos. Lo importante ya no es tanto el entorno, si no vernos. Con niños la vida se complica mucho y si no es por estas “casas rurales” habría a muchos amigos que no veríamos.

Con la experiencia vamos afinando el fin de semana cada vez más. Por regla general, el viernes de cena todos llevamos algo que compartir y repartimos por familias el resto de cosas: desayunos y meriendas, fruta y verdura, comida del sábado, cena del sábado y comida del domingo. Si la zona lo permite el domingo encargamos un asado y si no, hacemos barbacoa una de las dos comidas. El alcohol ya no entra en la compra, cada uno trae el suyo.

Si alguna vez habéis ido de casa rural ya sabréis que lo más tedioso es buscar la casa. Lo que pretendo es dejar en estas entradas los datos de la casa por si os sirve de referencia la próxima vez que vayáis.

Este mes hemos ido a dos:

casa_del_molino

  • La casa del Molino en Ortigosa del Monte (Segovia). A 1 hora de distancia de Madrid.6 habitaciones con baño.  La casa está en un sitio apartado, cerca del pueblo de Losa. Es importante llevar bien apuntadas las indicaciones para no perderse.El propietario vende la casa como una casa rural de lujo. La casa está bien (sábanas blancas, baños impolutos, chimenea de diseño,…), pero la parcela es bastante agreste. Tiene seis habitaciones grandes con baño y la zona común consta de una cocina con mesa corrida y una zona de sofás amplia.  El rio que pasa justo por al lado no permite el baño, cuando fuimos (Julio 2015) nos puso una piscina de esas de plástico que hizo las delicias de los niños.Aún estando en un sitio relativamente apartado, no pudimos dar un paseo decente por la zona, ya que la finca linda con el riachuelo y por el otro lado con la carreterilla (de tipo de cabras) con edificaciones al otro lado.Pedimos el asado, ya que la zona lo permite, en la Venta Vieja (35€ el cuarto) que es lo que nos recomendó el dueño. Intenté hacerlo a la tradicional (comprarlo en la carnicería y asarlo en la panadería) pero justo ese día la panadera tenía Comunión. Nos gustó más el asado del fin de semana anterior.

    Pagamos 800€. Tened en cuenta que la información en Top Rural es poco clara y que cobra por las supletorias que pone, es decir, el precio que se indica es por 12 plazas, el resto se paga a 20€ más la noche.

casa_nines

  • Casa Nines  en Fuentidueña (Segovia). A algo menos de dos horas de Madrid. 9 habitaciones con baño. En las faldas del bonito pueblo de Fuentidueña.La propietaria no es muy habladora (ni siquiera por mail), vamos que fue una mera transacción. Esto vale, esto es lo que hay y poco más. No está mal pero no es la persona que te va a dar las mejores recomendaciones.La casa es grande y cómoda. Tiene 9 habitaciones todas con baño. La zona común es amplia de esas en la que la conversación y la estancia gira en torno a la mesa de la cocina. A nosotros nos pilló en una de esas olas de calor, por lo que el patio no era tan agradable como seguro lo sería en otras ocasiones.  Para cuando fuimos (Julio 2015) la propietaria puso una piscina de esas portátiles. Los niños no salieron de la piscina. Como “curiosidad” la barbacoa está en una habitación (dentro) de las que da al patio. En realidad es una chimenea que la dueña usa como barbacoa. No está mal, pero la estancia huele a bbq que es para lo único que se usa.Como estamos en época de crisis, en esta casa nos pasó como en la anterior, nos cobraron menos que lo que indicaba top rural. En esta ocasión pagamos 650€ (no los 800€ que allí se indican)

    El pueblo permite un paseo (si no hace calor abrasador) y cerca del río hay un par de chiringuitos al lado de unos columpios en los que puedes pasar la tarde entera.

    Para el asado, (estamos en Segovia!!) la dueña nos recomendó Rufino que es donde teníamos que ir a recoger y llevar las llaves. Preguntamos y nos cobraban 37€ el cuarto, así que intentamos ir por la vía tradicional, esta vez con éxito.  Compramos el codero en la carnicería de Fuentesoto donde ellos mismos lo asaban. Pagamos 28€ el cuarto.

Un placer. Como siempre.

Anuncios