Etiquetas

, ,

Hoy es el cumple del primero de mis condicionantes. ¡¡Siete años ya!! Madre mía, ¡cómo pasa el tiempo!

7velas

Como regalo os voy a contar cómo fue su parto. Imaginaros: primer bebé, unas ganas locas, todo preparado (cuna, bañera, carro, silla del coche,… ¡hasta dosel tenía su cuna!), asistencia a la preparación al parto en un sitio del tipo natural (Más Natural),…

Me puse con contracciones a eso de las siete de la tarde (un día antes de la fecha en la que tenía programado el parto), jugaba alguien en la Eurocopa de fútbol, las contracciones eran muy leves y cada mucho tiempo. Siguiendo el consejo del curso de preparto, nos lo tomamos con mucha calma. Yo estaba bien. Como aquello no se aceleraba y siguiendo otra vez el consejo del curso, nos fuimos a comer algo ligero (Unas croquetas de carabineros, que una es muy suyo para esto de las comidas). De vez en cuando venía una contracción, me paraba, me agarraba a Contrapunto, esperábamos y luego seguíamos con lo que estábamos haciendo.

embarazada

Recuerdo que me estaba fumando un cigarro (sí, fumaba, mea culpa) y un señor que acababa de darle una tortita en culo a su mujer (o a su amante) me increpó. Métase en sus asuntos, pensé yo (o tal vez le dije) y deje de tocarle el culo a la señora que es lo más ordinario que se puede hacer (esto sí, sólo lo pensé).

Volvimos a casa y la cosa no cambiaba. Ni tapón mucoso, ni más velocidad, ni más dolor,… todo igual. Así que Contrapunto que es muy “suyo” me dijo: “¿y si nos vamos a la cama?” y nos fuimos. Allí me tenéis, mirando para el techo, con Contrapunto roncando a mi izquierda, con un poco de miedo porque mi pequeño ya estaba llamando a la puerta, despidiéndome de él, contándole que pronto dejaría de estar ahí para estar en mis brazos,… e intentándome dormir. Alguna vez me dormí, pero cada 8 minutos me despertaba con una contracción.

No cumplía la regla para primerizas “Durante 1 hora contracciones cada 5 minutos”. Pero ya llevaba demasiado tiempo, así que llamé al médico a preguntar (no recuerdo si al 010 o al del seguro). El chico, con buen criterio me dijo, hombre, llevas casi 12 horas con contracciones. Vente para que te veamos.

Desperté a Contrapunto que flipó. “Estás bien?” , me preguntó. Le conté lo que me había dicho el médico y para allá fuimos. Contrapunto se duchó y nos fuimos al hospi. Allí me monitorizaron y me dijeron que todo estaba bien, que dónde vivíamos para ver si nos mandaban a casa o nos daban una habitación. Decidieron darnos una habitación y allí esperamos. Como somos como somos, nos habíamos dejado los papeles en casa (esos que te dicen que lleves pegados a la mano todo el último mes de embarazo) pues esos, se nos olvidaron. Habíamos traído la maleta, la silla del carro,… pero los papelitos no.KCParto

Yo estaba bien, aunque ya más cansada. Me dijeron que si no estaba bien les llamara para que me pusieran la epidural. Como todo estaba en orden Contrapunto se fue a por los papeles. Cuando llegó con los papeles, él ya vio que mi cara ya no estaba tranquila, que ya me dolía todo. Y la verdad es que era así, creo que no había parte del cuerpo que no me doliera. Si queréis mi consejo: no esperéis tanto, no merece la pena, sobre todo si tienes claro que vas a parir con epidural.

En ese momento avisamos a la familia. Sería como las seis de la mañana.

Llamamos al médico y nos bajaron a ponerme la epidural. Ese momento lo pasas sola con el anestesista. Ese pequeño rato pasé miedo. No quería estar sola. Me pusieron en una habitación a dilatar ya con oxitocina. Aquello me seguía doliendo. En algún momento el médico le pidió a Contrapunto que dejara visible el monitor del niño, que no lo tapara. No paraban de mirar hacia el monitor. En otro momento, vino el ginecólogo a mirar cómo iba y me hizo una exploración, grité. Qué daño! El me dijo que era imposible, que tenía la epidural, yo le dije que no sé que tenía pero lo que tenía era dolor, mucho. Me pusieron más epidural.

Por fin llegamos a los 10 cm de dilatación y nos fuimos al paritorio. Yo no me acordaba de nada de mis maravillosas clases y mucho menos de cómo c.. se respiraba. Me lo volvieron a explicar, empujé, empujé, se subieron a mi abdomen,… y por fin mi condicionante nació. Nació y lloró, en un lapso de tiempo que a mí me pareció una eternidad.

Me lo enseñaron un momentín, era chiquitito. Me dijeron que estaba bien pero que se iba a ir a observación porque era pequeño para ver qué tal estaba. Pesó 2195 grms.

pipes

Este no fue un buen parto. Pasé miedo. Después del parto tenía mucho dolor, tanto como para ponerme medicación intravenosa. Estaba muy cansada. Alguna enfermera me dijo que empezara con el sacaleches pensando en mi niño (si no le he visto más que 10 segundos, pensé!). No pude ir a verle hasta que se me pasó la anestesia de las piernas (no me podía mover) y llegó el horario de visita de los padres del nido del hospital (1 hora por la mañana y 1 hora por la tarde). La cuna de mi cuarto se quedó vacía durante toda mi estancia.

He tenido otros dos partos. Los dos mucho mejores. Ya os los contaré en sus cumpleaños.

mi bebe

Condicionantillo llegó a casa una semana después, con casi tres kilos. De eso hace ya siete años. Felicidades Morenazo!

Un placer. Como siempre.

Anuncios