Etiquetas

,

¿Qué os parece si quitamos Mayo y Junio del calendario? Las personas somos como los animales que hibernan, llega el sol y todos queremos vernos, quedar y además lo queremos hacer ya. No sé vosotros, pero yo hasta julio tengo la agenda completa de eventos y esa es de ese grupo pequeño de cosas que me estresan.

oso_descansando salir hibernacion

Además de todos los amigos a los que quieres ver, es época de fiestas del cole y de exhibiciones de todas esas extraescolares a las que tienes apuntado a tus hijos para ocuparles el tiempo en invierno. ¿A qué os suena exhibiciones? ¡Disfraces! (como era de esperar). Este año tengo un repertorio muy variado: espartano, cantante, toro, estrella, romana y rapero. Todos en concepto disfraz casero, que a veces una no sabe si prefiere que la opción sea comprarlo.

Añadido a todo lo anterior, me he decidido a colaborar con el Ampa del cole como os conté en la entrada Ampadrínate, lo que implica que ahora la fiesta del cole no sólo son las actuaciones y los disfraces, sino que ahora también participo en su diseño, organización, compra,…

Para echar más leña al fuego, este año no nos ha tocado los campamentos de la comunidad. El lunes a la 1:30am de la mañana me llegó el mensaje al móvil y desde entonces no duermo. Bueno, es una forma de hablar, pero la verdad es que me tiene atacada. Empieza por buscar qué alternativas hay, asimilar que te vas a gastar una pasta para poder organizar a los dos, rezar para que haya plaza en los que te encajen,…

Pues eso, que el resumen de mi semana ha sido: búsqueda activa de campamentos, adquisición de material y  realización de disfraces, organización del festival del cole, búsqueda de casa rural para uno de los fines de semana de julio, mantenimiento del blog del cole y asistencia a las exhibiciones de mis sobrinos. Esto además de trabajar y, como se decía antes, llevar la casa. No está mal, ¿no?

mama-llega-a-meta

Estoy segura que muchas (o muchos) estáis pensando: “igualito que yo”. Pues sí, creo que esta es la programación de mayo-junio en la mayoría de las casas con niños. Y así estamos, deseando que llegue Julio y Agosto donde sigues teniendo guerra pero es verano. Y como sólo por ser verano, uno es más feliz, pues ves la guerra con otros ojos.

Si eres de los que no tienes niños, no nos compadezcas (y tampoco te asustes si es que planeas tenerlos) pero dedícanos una sonrisa cuando nos reconozcas por la calle.

Un placer. Como siempre.

Anuncios