Etiquetas

,

¿Tenéis niños pequeños? ¿Todavía no se les ha caído algún diente? Os traigo un DIY para hacerlo con los niños: La puerta mágica del Ratoncito Pérez. Esta idea me la hizo llegar mi cuñada que es un as en lo que a niños y alegría se refiere.

raton-perez-doors

La idea desde el principio fue hacerlo con los niños, así que buscando por internet encontré mil ideas fantásticas. Ya sabéis que el resultado de intentar reproducir lo que otras personas super mañosas y super cuidadosas han hecho y han colgado en internet suele estar a un abismo. Pero no pasa nada, lo mejor es disfrutar del rato que te lleva pensarlo, contárselo a los niños, imaginar cómo llevarlo a cabo, comprar las cosas que te falten, el tiempo que inviertes en hacerlo y, cómo no, las caras de ilusión de los chicos.

Puertas-ratoncito-perez

El mayor de mis Condicionantes está en ese punto. Bueno, más bien, a todos los niños de su clase se le ha caído mínimo un diente y el está deseando que se le caiga alguno. Muchos días viene y me dice “me ha dicho nosequéamigo que se me mueve este diente”. Yo hago lo propio: me alegro y miro a ver cómo se mueve. Y os podéis imaginar qué es lo único que se mueve, ¿no?: mi dedo encima del diente.

Para intentar acortar la espera hasta que un diente decida moverse, nos hemos puesto manos a la obra con nuestro proyecto. Hemos comprado porexpan que es lo que nos ha resultado más a mano para hacer la puerta y unos palos de colores para la decoración. El resto lo teníamos en casa: témperas, pinceles, cinta adhesiva de doble cara y letras pequeñitas de algún otro proyecto que hemos hecho.

Ya mejoraré en la explicación y los tutoriales de los DIY que haga. Soy consciente de que ese tampoco es uno de mis fuertes. Pero vamos, que el asunto es sencillo, con el porexpan hemos recortado lo que va a ser la puerta y hemos marcado unas líneas en el interior para que de idea de que la puerta está hecha con tablones de madera. Eso lo he tenido que hacer yo con un cuchillo.  Luego hemos elegido los colores y lo hemos pintado con los pinceles. Como hemos elegido ese material para hacer la puerta les he tenido que insistir a los niños que no hagan fuerza para que no saltaran las bolitas del porexpan.

material  puerta ratón pérez

Para ponerle algo de decoración le hemos hecho el cartel del nombre en la puerta, una escalera y unas flores. Para el nombre hemos recortado una tapa de plástico duro en forma de rectángulo y hemos seleccionado las letras del Sr.Pérez.  Luego con cuidado las hemos ido pegando con ayuda de unas pinzas y le hemos pegado también un cordelito para colgarlo en la puerta. Para la escalera he puesto cinta de doble cara en los palos verticales para poder poner los peldaños de la escalera. Y por último, para las flores, hemos cogido un bote de los del parchís y le hemos puesto flores secas.Cómo hacer puerta mágica ratón perez globos nombreTamaño real Puerta Ratón Pérez

Luego hemos puesto cinta de doble cara en todos los elementos y lo hemos pegado en la pared o suelo según se ha necesitado. Listo! Ya tienes tu puerta mágica del ratoncito Pérez.

Si no eres mañosa o no tienes tiempo o ganas, os sugiero que lo compréis en wondernology (30€ aprox.) ya que las puertas están hechas por discapacitados de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce y así multiplicas la ilusión: la de tus hijos y la de ellos.

Puerta ratón Pérez

Un placer. Como siempre.

Imagen l www.arminancatering.com blog.fairchanges.com

Anuncios