Etiquetas

,

Estoy muy contenta: Ya soy donante de médula!

Os contaré que cuando el mayor de mis consecuencias tenía dos años y medio se puso malo, lo que empezó como una mononucleosis derivó en una enfermedad autoinmune poco común que se llama hemofagocitosis que casi le lleva a la tumba. Fue gracias a los fantásticos médicos del Gregorio Marañón que al final dieron con el diagnóstico lo que le salvó. Quiero utilizar este post para agradecer en especial a Mar Santos de la sección de enfermedades infecciosas y a Jorge Puerta de Oncohematología ya que sin ellos esto no podría haber sido escrito.Dona Médula

El proceso aunque fue muy rápido nos afectó mucho a todos. Era una carrera de obstáculos, después de pasar el primero que era estabilizarlo y decidir si a ciegas empezábamos con la quimioterapia, cada día había que luchar por algún problema colateral a la enfermedad. En un momento determinado nos dijeron que a lo mejor sería necesario un trasplante de médula y para estar preparados era necesario ver si alguno de los familiares éramos compatibles. No hubo problema en los ofrecimientos, el problema es encontrar alguien compatible. En su caso finalmente no fue necesario el trasplante, pero desde ese día tengo claro que quería ser donante.

Quisiera contaros cuál es el proceso por si alguno de vosotros os lo estáis planteando. Lo más importante es que si te haces donante, te haces donante a nivel mundial y es un compromiso. Me explico, si llegado el momento tu ADN es compatible con alguien en cualquier lugar del mundo no puedes (moralmente) decir: “no, ahora no me va bien donar”. Me consta que se está dando esta falta de compromiso y me imagino a mí con mi pequeño con la esperanza puesta en el trasplante y que finalmente te digan que el donante se ha echado para atrás… ya son demasiadas las malas noticias en estos casos para recibir esa.

Médula

Pulsa en la foto para ver la donación explicada por un Pelón.

A parte de esto, la donación es sencilla. Si tienes entre 18 y 55 años y estás sano puedes ser donante. Aquí en Madrid hay que rellenar un formulario y esperar a que te llamen para darte una cita. Ese día te sacarán sangre (dos tubitos) y de ahí sacarán el ADN. A la extracción puedes ir comido e incluso si tomas medicación ya que no se busca nada más que sacar tu cadena de ADN.

Luego, quizás un día o quizás nunca, te llamen para decir que parece que tu ADN es compatible con alguien que lo necesita. En ese caso te harán alguna extracción de sangre más para hacer un estudio más detallado y si al final es compatible te pedirán que dones médula.

La donación que te pueden solicitar puede ser de dos tipos: sangre periférica que implicaría una especie de diálisis de tu sangre, o médula ósea que implica que en quirófano te hagan una punción en la cadera para coger esa médula ósea. Y por si te lo estás preguntando, quien viaja son tus células madre hasta dónde las necesiten, no tú (lo cual es una pena!)

No es que esté desando que me llamen, estoy deseando que cada vez menos gente necesite hacerse un trasplante y quien lo necesite lo encuentre. Si tenéis alguna duda ya sabéis donde estoy.

Un placer. Como siempre.

Anuncios